Soledades

Inicio > Poemas

El día que te vayas
se secará mi huerto.

Las rosas que cuidé con tanto esmero,
pensando con sus pétalos hacer
de nuestro amor su perfumado lecho,
ya nunca serían ramo con que adornaras
la embriagadora fragancia de tu cuerpo.

El día que te vayas
todo será recuerdo:
el que tú me guardes, quizá se extinga
con la dulce ilusión de un amor nuevo;
el que te guarde yo se acabará
sin duda con mi postrer aliento.

El día que te vayas,
sí, se secará mi huerto.

© Manuel Antonio Alvarez Hernández.